Tostada de pan de masa madre con espárragos y huevos poché

★ Calienta una plancha (o una sartén grande) a fuego medio. Corta dos rodajas de ✶ pan de masa madre Krümel ✶ y ponla sobre la plancha. Ponlas a tostar por unos 3 a 4 minutos por cada lado agregándoles un chorro de aceite de oliva cada vez. Reserva.

★ Calienta una sartén a fuego alto. Añade un chorro de aceite de oliva y unos 125 gramos de espárragos. Condimenta con un poco de sal gruesa y pimienta recién molida. Saltéalos por 5 minutos, hasta que estén al dente.

★ Para el huevo poché, calienta una olla con agua que llegue a unos 3-4 cm de alto. Adiciónale un chorro de vinagre cuando esté a punto de lograr hervor (que se vean una burbujas pequeñas en el fondo). Pon la estufa a fuego bajo y revuelve el agua suavemente. En el centro del “remolino” agrega el huevo con cuidado. Espera 3-4 minutos hasta que esté en el punto que te guste. Sácalo con cuidado, escúrrelos un poco y condiméntalo con un poco de sal.

★ Esparce queso de untar sobre las tostadas y pon los espárragos encima. Añade el huevo poché y un poco de queso parmesano recién rayado. Por último, un chorro de aceite de oliva y sirve.